Principios de la psicoterapia: Historia y principios básicos

La psicoterapia es el uso de métodos psicológicos basados en la interacción personal de forma regular su objetivo es ayudar a las personas a cambiar y a mejorar.

El primer principio de la psicoterapia.

Un paciente nuevo no debe ser visto solamente desde la perspectiva de sus problemas personales que están siendo compartidos con el terapeuta, si esconde o no problemas más profundos.

Cada persona en psicoterapia debe ser vista como una persona completa con una única personalidad y estilo de vida que vive en un contexto en particular. Principios basicos de la psico terapia pdf.

Cada paciente tiene fortalezas personales que el terapista necesita descubrir y hacerle dar cuenta al paciente que las posee, incluso si estás fortalezas están enmascaradas por los problemas que tiene el paciente.

El segundo de la psicoterapia.

Principios de la psicoterapia

El segundo principio de la psicoterapia es que funciona mejor cuando hay una buena relación entre el paciente y el terapeuta. El terapeuta necesita crear un buen ambiente y construir un entendimiento por lo tanto requiere de habilidades sociales que le pueden permitir hablar con el paciente a un nivel de confianza guardando siempre en mente de que el paciente es una persona única.

El tercer principio de la psicoterapia.

El tercer principio se basa en el mito común en que los psicólogos pueden leer la mente de los pacientes, sin embargo el comportamiento es tan complejo que puede verse claramente que hay diferentes razones para diferentes conductas.

El primer principio de la psicoterapia.

El terapeuta debe asumir que los pacientes quieren cambiar, incluso si son resistentes al cambio en diferentes grados. Tener esperanza y esperar el cambio para algo mejor es una habilidad humana. El terapeuta debe ayudar al paciente al liberar todo el poder positivo para el cambio.

El cuarto principio de la psicoterapia.

El paciente es el que tiene que hacer el cambio. El terapeuta sólo puede ser un facilitador o un proveedor de andamios para que se pueda realizar un cambio en la personalidad y el comportamiento. El terapeuta puede ayudar a que el paciente ve a nuevos hábitos, caminos y vías para cambiar positivamente su vida y tener un futuro mejor. Sin embargo es el paciente el que debe escoger el camino que quiere seguir y elegir las nuevas opciones que se le presentan.

El quinto principio de la psicoterapia.

Un importante principio de la psicoterapia es que cada uno de nosotros, no importa cuál sea nuestra edad, puede crecer psicológicamente. Como seres humanos, cada uno de nosotros está continuamente en transición para llegar a un mejor camino y un desarrollo personal más adecuado al ambiente. Es cierto que podemos estancarnos en algún nivel en particular o incluso retroceder, sin embargo el terapista debe trabajar con este principio para buscar soluciones a los problemas que están sucediendo.

Historia de la psicoterapia

La historia de la psicoterapia se remonta hasta los diferentes tipos de saberes que se desarrollaron tanto en la cultura occidental como en la cultura oriental, relacionados con la medicina, la religión y la filosofía.

En las sociedades primitivas las explicaciones de las causas de la normalidad están conectadas con metáforas sobrenaturales y místicas como por ejemplo la salida del sol, la lluvia y los eclipses.

Se creía que la enfermedad se va basada en espíritus, o posesiones demoníacas. La ceremonia terapéutica era un ritual que ejercía un chamán o un hechicero en presencia de toda la tribu.

También se realizarán prácticas exorcistas para expulsar lo maligno del cuerpo y de la mente.

En grecia, surgió la psicoterapia actual y se basó en la filosofía y la medicina.

Uno de los principales referentes fue aristóteles que utilizaba esa palabra para fines curativos, platón hablaba de cómo el discurso bello produce una estado de armonía en las partes del alma.

La edad media y el renacimiento el modelo galenico de medicina sobrevivió durante esta época, y fue la iglesia que hubo papel importante al considerar los trastornos mentales como producto de la voluntad sobrenatural o del diablo.

Por lo tanto el pecado constituía la raíz de todo el mal y la confesión era un procedimiento terapéutico para evitar.

Durante los siglos 16 al siglo 18, se destacaron varios intelectuales que se opusieron a la visión demonologica en dominante y se ofreció un enfoque humanista para los enfermos mentales.

Desde el siglo 18 al siglo 19 se vio la psicoterapia desde otra óptica, muchos científicos estaban convencidos que las funciones corporales y emocionales estaban controladas por determinadas áreas del cerebro, incluso los rasgos del carácter derivaban de áreas específicas del cerebro.

A principios del siglo 19, francia era el centro los avances médicos en toda europa en especial en neurología.

En esta época surgió la hipnosis y el psicoanálisis.

En la actualidad la psicología clínica se constituye con una presencia dominante para el tratamiento de enfermedades psicológicas.

Los psicólogos comienzan a generar modelos terapéuticos ajenos al psicoanálisis y los presentan como alternativa a este.

El enfoque conductista se hace dominante hasta los años 70 en los ámbitos académicos de américa y europa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *