Dinámicas de relajación para niños

Hay muchas dinámicas de relajación para niños que pueden utilizarse para que puedan reducir su estrés y entrar en un estado de tranquilidad.

Dependiendo del niño, algunas técnicas pueden funcionar mejor que otras.

Lista de dinámicas de relajación para niños

Intenta enseñar a tu niño una o dos de las siguientes técnicas para comenzar y gradualmente puedes restarle a aprender más técnicas mientras él practique las que ya sabe.

Respiración profunda.

La respiración profunda es una forma efectiva de hacer que el cuerpo se calme y pueda sobrellevar la respuesta al estrés.

La respiración profunda ayuda a reducir la frecuencia de los latidos del corazón y reducir la presión arterial además de proveer una sensación de control.

La técnica es bastante simple y solamente hay que seguir los siguientes pasos.

  • Respirar profundamente.
  • Mantener la respiración por 2 segundos.
  • Expulsar el aire lentamente.

Esta técnica se debe repetir hasta que se llegue a un estado de relajación.

Visualización

La visualización también se llama ejercicio de imaginación guiada de alegría. Esta técnica utiliza la imaginación para reducir los pensamientos negativos que pueden estar molestando a la mente del niño como por ejemplo las preocupaciones escolares o familiares.

Esta técnica puede ser especialmente utilizada como una forma de relajación muscular progresiva donde al principio se relajan los músculos y se calma la mente.

Consiste en imaginar un lugar hermoso y pacífico donde el niño haya estado antes.

Imaginar colores en la visualización puede ser de gran ayuda para enseñarles a técnica a un niño.

Instrucciones para la visualización de felicidad.

  1. Pídele a tu hijo o a tu sobrino qué imaginé su color favorito que le hace sentir en paz.
  2. Pídele que imaginé que ese color es lo que está cubriendo a toda la atmósfera de la tierra y cuando él inspira está absorbiendo ese color y haciendo que pase por todo su cuerpo.
  3. Haz que se imaginé en un lugar pacífico rodeado de ese color de su color de relajación.

Terapia de risa para niños.

La risa es una de las mejores terapias para aliviar el estrés y las tensiones del cuerpo a continuación te damos tres ideas que pueden producir risa a los niños para ayudar a relajar los.

  1. Contar cuentos.
  2. Dercirle chistes graciosos infantiles.
  3. Contarle chistes de salón.
  4. Jugar a los rostros divertidos.
  5. Ver películas graciosas o dibujos animados divertidos.

Relajación progresiva para niños.

La relajación progresiva es una excelente manera de aliviar el estrés y llegar a un estado de relajación tanto mental como física.

Esta técnica consiste en tensional y luego relajar los diferentes grupos musculares del cuerpo del niño.

A continuación te damos las instrucciones para que puedas ayudar a relajarse a tu niño.

Comienza por el rostro que tu niño qué tensión es su nariz y su frente como si estuviera respirando un olor apestoso y luego dile que relaje todo su rostro repite esto dos veces.

Qué tensione sus mandíbulas juntas como si fuera un perro mordiendo un hueso y finalmente dile que relaje sus mandíbulas como si estuviera soltando el hueso y colocando sus mandíbulas muy sueltas repite dos veces.

Ahora pídele a tu niño que estire sus manos frente a él y luego qué las coloques sobre su cabeza y finalmente qué dejé caer sus brazos y se relaje bastante.

Pídele a tu hijo que te imaginé apretando una naranja con sus dos manos tan fuerte como desea posible y luego dile que suelte la naranja al piso y qué suelte sus manos como si fueran dos cuerdas.

Ahora vamos a relajar el estómago del niño debes decirle que se acueste boca abajo y qué tensione los músculos de su estómago por un momento luego que los relaje.

Finalmente tú niño tendrá que relajar sus piernas y sus pies para esto has que tu niño se pare y que presione sus talones contra el piso como si estuviera tratando de enterrar los en la arena de la playa y sus pies.

Ejercicio.

Entre las mejores te dinámicas de relajación para niños dinámicas de relajación para niños está el ejercicio, cualquier forma de ejercicio es buena para la relajación puedes hacer que tu niño salga a pasear al parque, que vaya a correr, nadar o jugar con sus amigos.

Debes intentar que tu niño realice todas las actividades que son divertidas para los niños de su edad.

También deberías leer:  Cómo relajar el estomago: Increíbles soluciones rápidas

Pero no te quedes tranquilo sólo con el ejercicio puedes utilizar también la música para estimular que tu hijo realice actividades físicas que le ayuden a relajarse.

Dinámicas de relajación para niños
Dinámicas de relajación para niños

Escuchar música.

Desde mi punto de vista y con los estudios que se puedan encontrar la internet creo que una de las mejores dinámicas de relajación para niños escuchar música clásica.

Si tu hijo está muy triste, deprimido, ansioso, estresado o iracundo, es muy aconsejable que le ayudes a relajarse escuchando 30 minutos de la mejor música clásica que puedas conseguir.

Puedes habilitar un cuarto en tu casa donde no haya mucha luz y se pueda colocar la música clásica a un volumen moderado sin que nadie perturbe al habitante de esa habitación.

Permite que tu hijo se recueste en una cama y que cierre los ojos escuchando la música clásica dependiendo de la temperatura de ese día es conveniente a veces darle una mantita para que no se enfríe si es que se duerme escuchando la música clásica de relajación.

Meditación para niños.

Muchas personas creen que la meditación no sirve para nada pero esto ocurre porque no son buenos meditadores y tienen mucha impaciencia al momento de meditar lo cierto es que los niños se pueden beneficiar de la meditación si es que practican diariamente 30 minutos durante 7 días.

Los beneficios son extremadamente grandes si se comienza a una temprana edad porque el cerebro se vuelve más potente en distintas dimensiones que se pueden leer en varios estudios publicados en internet sobre las ventajas de meditar todos los días.

Asimismo la meditación ayuda a cultivar la fuerza de voluntad.

A continuación te damos algunos consejos para ayudar a meditar a tu niño además de instrucciones claves para mejorar su desempeño.

Dile a tu hijo que se recueste en su cama y que coloque sus manos sobre su estómago una encima de la otra.

Ahora dile que cierre sus ojos y comienza a respirar lentamente y profundamente a un ritmo que le haga sentirse muy cómodo.

En cada respiración que imaginé el número consecutivo que le toca hasta llegar a 50 repeticiones.

Mientras él está en meditación es conveniente que tu te recuestes a su lado y practiques el mismo método de relajación.

La meditación ayuda a practicar la fuerza de voluntad porque si el niño deja de concentrarse en contar sus respiraciones es probable que otros pensamientos se apoderan de su mente estos pensamientos generalmente son sus preocupaciones más grandes.

Por lo tanto debes advertirle a tu niño que si un pensamiento cruza su mente y le distrae de contar sus respiraciones el deberá simplemente volver a el número en el que recuerda que se quedó y continuar con la meditación.

Lo más importante en la meditación para niños es que por ningún motivo se sienta presionado y qué la única misión que tiene es llegar a las 50 respiraciones y nada más.

No importa si se equivoca lo importante es que practique esta disciplina cada día.

Dile también que si realiza esto en las clases estará mucho más concentrado porque ya habrá practicado el enfoque en un solo pensamiento.

Cuando logré hacer esto por más de una semana tendrá un cambio drástico en su conducta.

Recomendaciones finales.

Las dinámicas de relajación para niños pueden ser de gran ayuda sin embargo no hay que descuidar la alimentación correcta tanto física como mental.

En nuestro sitio web aclaramos qué es muy importante tener una dieta balanceada y equilibrada de acuerdo a las necesidades del cuerpo de cada persona por lo tanto te aconsejamos que consultes con un nutricionista para ver si tu hijo está recibiendo todos los nutrientes y micronutrientes que su cuerpo necesita.

Respecto a la alimentación mental hablamos de los programas de televisión y los libros que tu hijo está devorando diariamente, incluso los juegos de videos son parte de la alimentación mental, por lo tanto debes vigilar tanto su alimentación física como mental.

Antes de despedirme quisiera que sepas que algunos minerales y vitaminas son muy importantes para que los nervios y el sistema nervioso en general estén saludables y déjame hacerte estas dos preguntas finales

¿Si tu hijo está estresado y angustiado todo el tiempo necesitará más nutrientes que un niño que está tranquilo y en paz todos los días? ¿Qué sistema nervioso necesita más nutrientes uno que trabaja todo el día o uno que está en paz?

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *