Meditacion catolica: El arte de amar en silencio

En este artículo encontrarás la verdadera meditacion catolica que te ayudará a lograr la paz en tu vida.

Cuando la mayoría de las personas deja de tener fe y se enfoca simplemente en su vida material, lo único que obtiene es dinero. Y de esta forma deja de permanecer en el paraíso de dios, la pérdida de la fe provoca que las personas lleguen estresarse demasiado y sentirse ansiosas por las cosas mundanas.

Muchas veces nos equivocamos en nuestros conceptos y adquirimos creencias que no son parte de nosotros, la fe prestada no sirve de nada y tarde o temprano se disuelve gracias al surgimiento del movimiento ateista. Los ateos son negadores y no promueve nada, por lo tanto le dejan a uno desnudo sin filosofía y sin fe. El peligro no es la gente atea sino la falta de creencias y fe verdadera.

Meditacion catolica

La cura de todo esto es la meditación, va más allá de la oración católica o cristiana, porque la oración ayuda a enfocarse en un objetivo y esto puede producir cierto grado de ansiedad y estrés, qué puede considerarse saludable y ya que se necesita tener un poquito de agresividad para lograr los objetivos. Si le pides a dios una casa entonces deberás trabajar por ella. En cambio la meditación no le pide nada a dios, la meditación simplemente es la dicha, el gozo y la celebración de estar en comunión con dios. El canto de la meditación es el silencio, el cual permite que los pensamientos bailen al ritmo de la serenidad.

La meditación católica es una técnica que ayuda a liberar todos los pensamientos negativos, emociones dañinas y sentimientos malhechores como la ira, el odio y la maldad. Debes darte cuenta que tú no eres lo que piensas, y que solamente eres el observador pacífico que no juzga lo que pasa a través de tu mente.

Los pensamientos surgen por experiencias o por conclusiones, no son más que consecuencias de otros pensamientos o acciones puntuales. Incluso muchas personas pueden inducir a las masas a pensar ciertas cosas, como por ejemplo cuando la publicidad invade tanto nuestra mente, nos convertimos en seres predecibles porque nuestros pensamientos han sido introducidos a la fuerza, por esta razón algunas veces tenemos sed y lo único que pensamos es en beber coca cola.

Cristo y la meditación,

La meditación católica no se conoce en la iglesia, y tampoco existe información sobre ella en las escrituras. Sin embargo cristo jesús practicaba la meditación y él es el fundador de la iglesia católica.

Cuando cristo estaba en el desierto practicaba la meditación católica para poder soportar las tentaciones de satanás, él nunca se enfrentó a satanás porque era un ser que podía disolver toda la lógica malévola y tentadora del demonio. Tenía una inteligencia implacable que podía destruir cualquier aseveración del maligno.

Cristo meditando

La meditación católica no es como la oración, de ninguna manera. La meditación católica busca simplemente el silencio. El silencio creador qué ha sido el promotor de toda la vida. Cuando encuentras el silencio a través de la meditación, todo tu ser comenzará a sanarse para volver al estado de equilibrio, paz y tranquilidad.

Cómo realizar la meditación católica.

En primer lugar debes comenzar a entender la definición de amor, en la biblia dice que dios es amor, y esta es la mejor definición que puedes encontrar. Si amas estás siendo parte de dios, si eres parte de dios entonces amas.

Dios es el ser completo, el ser perfecto, y nosotros somos parte de nuestro creador por el simple hecho de que hemos sido pensados por él. Por lo tanto cuando entramos en meditación el único sentimiento que debemos sentir es el amor, y la emoción que debemos liberar es la pasión.

Concéntrate en los momentos de tu vida en que hayas sentido verdadero amor, pero no deben ser pensamientos que tengan gotitas de orgullo o codicia, realmente debe sentir verdadero amor. Muchas veces las personas no recuerdan esta sensación porque simplemente no la han vivido o porque no la han tomado muy enserio.

También deberías leer:  Cómo escoger un cojín meditación

La mente está diseñada para recordar las cosas que nos hacen daño y ponen en riesgo nuestra vida, por lo tanto recordaremos más los momentos en que fuimos infelices o tal vez nuestra vida estuvo en peligro yo olvidaremos los momentos en que fuimos un poquito felices. La mente hace esto porque su único objetivo es pelar por nuestra supervivencia, pero desde ahora en adelante te exijo que recuerdes los momentos donde sentiste verdadero amor.

Puede ser el día en qué te casaste, el día que conociste al amor de tu vida, el día que nació tu hijo o hija, el cumpleaños de tu hijo, el día en que tus padres te regalaron algo que realmente querías cuando eras niño, el día en que tus maestros reconocieron que eras un buen muchacho, el día que conociste a tu mascota, el día que disfrutaste la vida más que otro día.

Una vez que hayas identificado ese recuerdo, debes transmutar todas tus sensaciones y convertirlas en el silencio.

Permítete respirar profundamente y sonreír. Haz que todo el amor fluya a través de tu ser y empieza a amar a dios sobre todas las cosas y a ti mismo porque eres parte de dios.

Siéntate en una silla cómoda y relaja todo tu cuerpo. Siente todo el amor transmutando se en silencio, siente que cada célula de tu cuerpo se está reparando y se está llenando de energía. Siente que dios está en ti y tú estás en dios, siente que dios es el amor que pasa a través de todo tu cuerpo y que fluye por tus venas.

No importa que los pensamientos atraviesen tu mente, solamente observa los como un niño observa las nubes recostado sobre el pasto en una tarde de domingo. No juegues con ellos pero tampoco los rechaces, simplemente deja que tus pensamientos fluyan y vuelve a concentrarte en la transmutación del amor hacia el silencio.

Aquieta tu mente y concéntrate en dios, la fuerza de voluntad que desarrollarás con esta meditación católica te ayudará a evitar las tentaciones de satanás porque tendrás mucha disciplina para lograr tus objetivos y desarrollarás también tu parte espiritual invocando tus recuerdos amorosos y transformándolos en el silencio creador que armoniza todo este mundo.

Si te distraes demasiado pon tu mano en tu pecho para sentir los latidos de tu corazón y medita al ritmo de tu flujo sanguíneo, imagina que el corazón de cristo es tu corazón.

Preparación

Antes de practicar la meditación es conveniente que reces el padre nuestro en voz alta, tres veces.

Práctica esta meditación diariamente y también desarrollarás tu inteligencia, ya que hay muchos estudios científicos demuestran que los procesos cognitivos mejoran después de realizar por lo menos 4 semanas de meditación.

Ofrenda pan

A veces las personas tienen excelentes cualidades mentales sin embargo el estrés y la ansiedad hacen que el cuerpo libere ciertas hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol, que afectan a la memoria a corto plazo y por lo tanto provocan un estado de nerviosismo constante.

Durante el período de meditación católica es conveniente que leas la biblia especialmente los evangelios y además debes analizar cada palabra que no entiendas y tratar de buscar su significado coherente sin revisar los análisis de personas ajenas a ti.

Dentro de ti está toda la sabiduría de dios, debes conectarte con el amor a través de la meditación para lograr el estado de silencio y a callar tu mente.

Gracias a esto podrás entrar en contacto con el espíritu santo, que no es más que la presencia del amor en todo tu ser.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *