Medita en tu corazon: El secreto para aumentar tu fe en Dios

Cuando estés sumamente preocupado y hayas perdido todas las esperanzas, no le reces a dios pidiéndole que te ayude a resolver tus problemas ni tampoco le reclames cuando no haga caso a tus pedidos, simplemente medita en tu corazón y siente la presencia de dios en él. No es necesario que le pidas nada a dios porque él ya sabe lo que quieres antes de que lo pidas. Lo único que debes hacer es conectarte con él a través de la meditación en tu corazón.

Varios escritos demuestran el poder de la oración, pero no es la simple oración de pedir y pedir y pedir. La oración que sí vale la pena es la oración del corazón, había una vez un peregrino qué quería besar todo el tiempo y sin cesar y para ello creó la oración más corta de todas: jesús en ti confío.

Jesus

El peregrino pensaba día y noche en esta oración, la repetía mentalmente cómo hacen los budistas cuando hacen meditaciones con mantras. Jesús en ti confío jesús en ti confío jesús en ti confío. Día y noche sin cesar.

Hasta que un día el peregrino llegó al punto de absorber la oración y ya no tenía la necesidad de repetir la en su mente porque cada latido de su corazón decía jesús en ti confío. La oración había penetrado tan fuerte en todo su ser que bastaba con su existencia para adorar a dios y entrar en contacto con él se convirtió simplemente en el hecho de reflexionar sobre su misma naturaleza.

La oración que vale la pena es la oración que no para, la oración continúa y permanente. Por esta razón si estás en problemas no le pidas nada a dios porque él ya sabe lo que quieres, tampoco le reclames si no sientes su presencia, nisiquiera te sientas mal porque debes confiar en él, reflexiona un momento y comienza a orar sin cesar, crea tu propia oración y haz que tu corazón se impregne con ella.

READ  Meditacion trascendental mantras prohibidos e ilegales

Algunas oraciones cortas que la gente ha creado para orar sin cesar son:

  • Dios te amo.
  • Jesús te amo.
  • Confío en ti señor.
  • Dios estás en todo mi ser.
  • Jesús te siento.
  • Jesús mío.
  • Dios mío.
  • Dios es amor.
  • Jesús es mi pastor.
  • Jesús es mi señor.
  • Dios es mi vida.
  • Dios todopoderoso.
  • Dios eterno.
  • Diosito amado.

Una reflexión sobre la fe.

La fe y el reino de los cielos están muy relacionados, desde un punto de vista secular se puede decir que la fe simplemente la creencia de algo qué no puedes tocar ni ver, pero la definición de fe va más allá de todo eso. La fe no tiene cabida a la duda, la fe es certeza total, si tienes fe en dios está demás decir qué crees en él, porque tú existencia misma es la prueba irrefutable de que el existe. La fe en dios es la certeza total de que este mundo está lleno de amor, porque dios trasciende todo y está a través de todo, él es el tiempo, él es todo.

Medita en tu corazon jesus

Y el reino de los cielos está entre nosotros, pero no lo podemos ver hasta que no nos quitemos la venda del orgullo y el ego, nos queremos seres humanos inteligentes, cuando somos simples ovejas humildes en busca de su pastor. Por esta razón jesús hablaba de la parábola del tesoro de perlas, donde un coleccionista de perlas se sumerge en un río y encuentra la perla más grande de todas pero como estaba demasiado profunda necesitaba contratar a varias personas y equipo para llegar hasta ella, entonces vendió toda su colección de perlas y todas sus propiedades y se fue a conseguirla, así es el reino de los cielos, cuando alguien lo descubre está dispuesto a darlo todo para llegar a él.

READ  Stella Maris Maruso: Meditaciones

La misma parábola se repite una y otra vez en la biblia, por ejemplo el maestro jesús nos cuenta la parábola de un hombre que descubre que había un tesoro enterrado en un terreno, este hombre dispuesto a obtener el tesoro vende todas sus propiedades e incluso todas sus vestimentas para poder tener dinero y comprar el terreno donde está enterrado el tesoro.

En la biblia todas las parábolas, los salmos, los libros de sabiduría y proverbios, se reúnen para darnos la enseñanza más poderosa de todas, qué debemos tener fe en dios, y sólo podremos tener esa certeza y esa fe orando sin cesar y meditando desde nuestros corazones.

Por esta razón debemos cambiar de vida y si tú en este momento tienes dudas y no tienes la fe en dios, el único consejo que te puedo dar es:

Medita en tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *