Meditacion guiada corta: 7 minutos de placer

Mindfulness significa atención plena, y una manera de cultivar la atención plena es através de la meditación. El método más sencillo del meditar es concentrarse en la respiración, esta práctica se llama atención plena de la respiración.

Después de practicar por dos semanas la respiración mindfulness, te será muy fácil concentrarte en tu respiración todos los días de tu vida, esta es una habilidad importante que debes desarrollar para luchar contra el estrés, las emociones negativas, la ansiedad y la ira.

Practicar meditación te ayudará a agudizar tu habilidad de concentrarte en diferentes aspectos de tu vida como por ejemplo podrás enfocarte en las lecciones qué estás aprendiendo en la universidad o en el colegio.

Esta meditación guiada corta requiere de 15 minutos de práctica diaria por lo menos dos semanas.

Meditación guiada corta: Instrucciones.

Simplemente debes concentrarte en tu respiración, debes inhalar y exhalar y ser consciente de lo que estás haciendo.

Esta meditación se puede realizar de pie, sentado o incluso echado cómodamente en tu cama.

No es necesario mantener los ojos cerrados pero muchas personas se desconcentran al ver los objetos a su alrededor.

Es de vital importancia que tengas un horario para realizar este ejercicio diariamente, pero también puedes practicarlo cuando estés estresado o ansioso.

Muchas personas dicen que cuando practican esta técnica pueden tranquilizarse más rápidamente en situaciones difíciles.

Pasos meditación guiada corta

Estos son los pasos que debe seguir.

Encuentra tu posición cómoda. Puedes estar sentado en una silla cómoda o en el piso. Mantén tu columna vertebral recta. Deja que tus brazos descansen en una posición cómoda.

También deberías leer:  Meditación Merkaba: ¿Es peligrosa?

Relaja tu cuerpo. Permitete relajarte y sentir tu cuerpo. Siente todas las sensaciones posibles. Siente tus muslos sobre la silla, siente tus manos sobre tus muslos, siente tu lengua.

Enfócate en tu respiración. Siente el flujo natural de tu respiración, inspira y expira. No debes realizar nada con tu respiración simplemente respira. Se consciente de el ingreso del aire a tu cuerpo, siente como se infla tu abdomen cuando inspiras, siente como el aire pasa a través de tus fosas nasales.

Se amable con tu mente curiosa. Mientras realizas todo esto ahora debes concentrarte en tu propia mente. Enfócate en tu mente pero no seas parte de ella. Generalmente tu mente pasara de un pensamiento a otro y a otro y a otro. Es algo muy natural porque la mente es como un niño que hace preguntas para satisfacer su curiosidad. Se gentil con tu mente y presta atención a tus pensamientos, observa los pero no los juzgues.

Práctica esto por 7 minutos.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *