Meditaciones metafísicas de Descartes: Las seis meditaciones

Las meditaciones metafísicas se publicaron por René descartes el año 1641. La primera traducción al francés fue publicada el año 1647 con el nombre de meditaciones metafísicas, ya que el nombre original era meditaciones de la primera filosofía.

En el libro se pueden encontrar 6 meditaciones, en las cuales descartes descarta todas las creencias en cosas que no son absolutamente ciertas, y luego trata de establecer qué cosa puede ser conocida con mucha certidumbre.

Él escribió las meditaciones como si él hubiera tenido seis días, cada meditación se refiere al anterior con la palabra “ayer”.

Descartes comenzó a escribir su trabajo el año 1639. Es uno de los textos filosóficos más influyentes jamás escritos y es muy conocido y leído a nivel mundial.

El conjunto de meditaciones consiste en la presentación el sistema metafísico de descartes en sus niveles más detallados en la expansión del sistema filosófico de descartes, el cual lo introduce yo en la cuarta parte de su discurso del método el año 1637.

El pensamiento metafísico de descartes también se encuentra en el libro principios de la filosofía del año 1644 en el cual el autor intento realizar un libro guía de la filosofía.

Las 6 meditaciones.

A continuación presentaremos un sumario de las seis meditaciones metafísicas de descartes.

Meditación 1: acerca de aquellas cosas de las que se puede durar.

La primera meditación comienza con una reflexión del meditador en el número de cosas falsas que la creído durante su vida y las subsecuentes fallas del conocimiento que ha desarrollado debido a estás falsedades. El meditador está dispuesto a limpiar su pensamiento de estas falsedades y comenzar de nuevo desde el fundamento, para así poder desarrollar su conocimiento con bases sólidas. Él se sienta solo libre de todas preocupaciones para que pueda demoler sus opiniones pasadas.

Meditaciones metafisicas

El meditador razona qué necesitas solo alguna razón para dudar en sus opiniones presentes para promover la búsqueda de los fundamentos del conocimiento.

Meditación 2: acerca de la naturaleza de la mente humana.

En la segunda meditación descartes se basa en el patrón del pensamiento que a veces lo llama representacionalismo, en respuesta a las dudas de la meditación 1.

Descartes identifica cinco pasos en su teoría.

Todos tenemos acceso únicamente al mundo de nuestras ideas, a las cosas del mundo sólo se puede acceder indirectamente.

Estas ideas son entendidas e incluyen todos los contenidos de la mente, por ejemplo percepciones, imágenes, conceptos creencias, memoria, intenciones y decisiones.

Las ideas y las cosas que representan están separadas las uñas de las otras.

Las cosas representadas son muchas veces externas a la mente.

Es posible para estas ideas constituir representaciones precisas o falsas.

Descartes argumenta que es la representación de la teoría desconecta al mundo de la mente, lo que produce la necesidad de un puente para unir las ideas con los objetos que representen.

En otras palabras, la conciencia de uno mismo implica la existencia de uno mismo.

Meditación 3: acerca de dios y su existencia.

Descartes propuso que deben haber tres tipos de ideas:

  • Innatas.
  • Ficticias.
  • Adventicias ( que suceden de manera accidental).

Las ideas innatas son y siempre han estado dentro de nosotros.

Las ideas ficticias vienen de nuestra imaginación.

Las ideas adventicias vienen de las experiencias del mundo.

Descartes argumenta que la idea de dios es innata y por lo tanto está dentro de nosotros, y es rechaza que la idea de dios es inventada o adventicia.

Objeto descartes

Argumentación 1.

Algo no puede venir de nada.

La causa de una idea debe tener al menos tanta realidad formal como la realidad objetiva de la idea.

Tengo la idea de dios en mí. Esta idea tiene realidad objetiva infinita.

Yo no puedo ser la causa de esta idea, porque no soy un ser infinito y perfecto. No tengo la suficiente realidad formal. Sólo un ser perfecto e infinito. Puede causar esa idea.

Entonces dios, un ser con realidad formal infinita, debe existir y debe ser la fuente de mi idea de dios.

Por lo tanto dios es benevolente.

Por lo tanto dios no me decepciona, y no permitiría errar sin darme una manera para corregir mis errores.

Argumentación 2.

Yo existo.

Mi existencia debe tener una causa.

Las únicas causas posibles son:

A) yo mismo, b)mi existencia eterna, c) mis padres, d) algo menos perfecto que dios, e) dios.

No a. Si me hubiera creado a mí mismo, me hubiera hecho perfecto.

No b. Esto no resuelve el problema. Si soy un ser dependiente, debo estar continuamente mantenido por otro.

No c. Esto conduce a una regresión infinita.

No d. La idea de perfección que existe en mí no puede ser originada por un ser que no sea perfecto.

No e. Dios existe.

Descartes argumenta que él tiene una idea clara de dios. De la misma forma el cogito es autoevidente, así también la existencia de dios, y su idea perfecta de un ser perfecto no puede ser causado por algo que no sea perfecto.

Meditación 4: acerca de lo cierto y lo falso.

Las conclusiones de las meditaciones previas del yo y de dios ambas nos llevan a otro problema: si dios es perfecto y perfectamente bueno y además es la fuente de todo, cómo puede haber espacio para el error y la falsedad?.

También deberías leer:  Llama violeta meditacion: Convierte tu negatividad en prosperidad

Rene descartes metafisica

Descartes trata de responder esta pregunta con la meditación número 4.

Si dios me ha dado todo y él me ha dado la habilidad de cometer errores, parece que no es posible para mí cometer un error.

La estructura de sus argumentos se centra en la gran cadena del ser, en la cual la bondad de dios es relativa a la perfección de dios. En el extremo opuesto está el estado más malévolo posible. Los seres humanos están en el intermedio de estos dos extremos, siendo menos reales o buenos que dios pero más reales y buenos que la nada.

El error no es una realidad positiva, es solamente la ausencia de lo que es correcto. Por lo tanto su existencia se permite dentro del contexto de la perfección inerrante de dios.

Si yo soy un intermedio entre dios y la nada, entre la entidad suprema y la no entidad. En cuanto soy la creación de una entidad suprema, no hay nada en mí que me guíe a cometer errores, pero de cierta forma participó en la nada hola no entidad. Esto quiere decir que como soy distinto del ser supremo también carezco de muchas cosas, por lo tanto no me sorprende que me equivoqué. Entiendo que el error es una falta en lugar de una cosa real que sea dependiente de dios.

Por lo tanto, entiendo que puedo errar sin que dios me haya dado una habilidad especial para hacerlo. Más bien, caigo en el error porque mi capacidad dada por dios para juzgar la verdad no es infinita.

Meditación 5: acerca de la esencia material de las cosas y nuevamente acerca de dios.

Comienza con la propuesta de expandir a las cosas que conocemos de dios para incluir los objetos materiales externos pero descartes guarda eso para la siguiente meditación.

Antes de preguntar si algunos objetos están fuera de mí, debo considerar las ideas de estos objetos como existen en mis pensamientos y verificar cuáles son claras y cuáles son confusas.

Descartes separa los objetos externos en aquellos que son claros y distintos y aquellos que son confusos y obscuros.

El último grupo consiste en ideas de extensión, duración y movimiento. Estas ideas geométricas no puede ser malinterpretadas o combinadas de una forma que sean falsas. Por ejemplo si la idea de una criatura con una cabeza de jirafa, el cuerpo de león y la cola de un castor fuera construida y se hace la pregunta ¿esta criatura tiene intestino grueso? la respuesta debería ser inventada. Pero ningún arreglo matemático de un triángulo puede permitir que sus tres lados internos sumen algo que no sea 180 grados. Por lo tanto descartes percibía las verdades como algo que deben tener una naturaleza o esencia por sí mismas independientes del pensador.

Cuando pues estamos sobre la independencia de las ideas de los objetos externos, descartes se da cuenta que le está tan seguro como dios y los principios matemáticos de las ideas. El utiliza el ejemplo de una montaña y un valle, para ellos es imposible no existir. Sin embargo el hecho de que uno no pueda concebir a dios y la existencia inherente de las reglas de la posibilidad de la no existencia de dios. Y coloca el argumento de la siguiente forma:

Dios se define como un ser infinitamente perfecto.

La perfección incluye existencia.

Por lo tanto dios existe.

Meditación 6: acerca de la existencia de las cosas materiales y la distinción real entre la mente y el cuerpo.

En la meditación 6 descartes se dirige hacia el potencial de la existencia de las cosas materiales y de dios. Al principio el afirma que estos objetos pueden existir simplemente porque dios puede crearlos.

En cuanto ellos son objetos de las matemáticas puras, ahora sé que al menos ellos pueden existir, porque los puedo comprender de forma clara y distinta. Dios puede indudablemente crear cualquier cosa que yo pueda agarrar, y no puedo decir que para el algo sea imposible de realizar a menos que exista una contradicción es mi forma de comprender las cosas.

Prueba de que el cuerpo es distinto a la mente.

Yoga

Una foto

Es posible para dios crear cualquier cosa qué puedo percibir de forma clara y distintiva.

Si dios crea algo independiente de otra cosa, son distintas la una de la otra.

Puedo entender clara y distintivamente mi existencia como una cosa que piensa ( la cual no requiere la existencia de un cuerpo).

Por lo tanto dios puede crear una cosa pensante independiente de un cuerpo.

Puedo entender clara y distintivamente a mi cuerpo como una cosa que se extiende y no requiere mente.

Por lo tanto dios puede crear un cuerpo independientemente de una mente.

Por tanto mi mente es una realidad distinta a mi cuerpo.

Por lo tanto yo, un ser pensante, puedo existir sin cuerpo.

Prueba de la realidad de las cosas materiales y externas.

Tengo una fuerte inclinación a creer en la realidad externa de las cosas materiales debido a mis sentidos.

Dios debió haberme creado con esto en mi naturaleza.

Si las cosas independientes no existen entonces dios es un mentiroso.

Pero dios no es un mentiroso.

Por lo tanto las cosas materiales existen y contienen propiedades esenciales a ellas.

Referencias

  • Cottingham, John. (Ed.) The Cambridge Companion a Descartes (Cambridge: Cambridge University Press, 1992).
  • Alquié, Fernando . La découverte métaphysique de l’homme chez Descartes (Paris: PUF, 2000).
  • Beyssade, Jean-Marie. La Filosofie première de Descartes (París: Flammarion, 1979).
  • Ariew, Roger y Grene, Marjorie (eds.), Descartes y sus contemporáneos. Meditaciones, Objeciones y Respuestas, Chicago: University of Chicago Press, 1995.
  • El Prefacio de Meditaciones sobre Primera Filosofía : En Enfoqueenumera las diversas ediciones de Las Meditaciones y sus contenidos. Link
  • Meditaciones sobre la Primera Filosofía tr. Por Elizabeth S. Haldane.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *