Meditación Taoista: Historia, instrucciones y ejemplo completo

La meditación taoista es una práctica tradicional de meditación asociada con la filosofía china y la religión taoista.

Esta meditación incluye la concentración, la atención plena, la contemplación y la visualización.

Las técnicas de la meditación taoista están históricamente inter relacionadas con la meditación budista.

La medicina tradicional china y las artes marciales chinas han adoptado ciertas técnicas de la meditación taoista. Algunos ejemplos son los ejercicios respiratorios, la alquimia interna, las habilidades internas, los ejercicios de respiración qiogong, la práctica de estar parado como un poste y el gran puño final.

Tipos de meditación taoista.

Existen tres tipos de meditación taoista que son.

  • Concentración.
  • Intuición.
  • Visualización.

Tipos de meditacion taoista

Estabilizar la mente.

Si puedes estar alineado y tranquilo,
Entonces podrás ser estable.
Con una mente estable como núcleo.
Con los ojos y con los oídos agudos.
Y con tus miembros firmes y fijos.
Se puede crear un lugar para la esencia vital.
La esencia vital es la esencia de la energía vital.
Cuando la energía vital es guiada.
La esencia vital es generada.
Pero cuando es generada se crea el pensamiento.
Donde hay pensamiento.
Hay conocimiento.
Pero donde hay conocimiento.
Debes detenerte.
Cuando las formas de la mente tienen conocimiento excesivo.
Pierdes tu vitalidad.

Meditaciones taoistas poderosas.

Si queremos tener una relación amorosa y saludable con otra persona, necesitamos también tener una relación amorosa y saludable con nosotros mismos, y esto se puede crear a partir de la práctica de la meditación taoísta.

Si no estamos centrados, ni con los pies en la tierra y no tenemos confianza en nosotros mismos estamos emocionalmente desbalanceados y no podremos atraer a una persona saludable y balanceada para nosotros.

Si no nos conocemos a nosotros mismos no seremos capaces de conocer a otro, y finalmente si no desarrollamos nuestro espíritu entonces los retos en nuestras relaciones será mucho para nosotros, y nunca podremos llegar a sacrificarnos para conservar la unión de pareja.

Practicando la meditación taoísta nos convertiremos en seres espirituales emocionalmente balanceados y con los pies sobre la tierra.

La meditación tanto formal como informal, nos darán herramientas valiosas para los momentos estresantes en nuestras vidas.

Meditacion buda daoista taoista

Meditacion taoista

Flor de loto

La meditación es la práctica de conectarnos y comunicarnos con nuestro ser espiritual que nos ayudará a ser más objetivos en nuestras relaciones de cualquier tipo.

La meditación taoista nos ayuda a calmar nuestra mente y nuestras emociones de esta forma no vamos a sobrerreaccionar ante cualquier pequeño problema que se nos presente.

Usualmente las cosas que no son muy importantes estimulan una respuesta emocional, y luego inconscientemente le damos énfasis a los problemas por esta razón tenemos un desbalance emocional.

La meditación taoista generalmente es conocida también como “abrazando a uno mismo” y “retornando a la fuente”.

Los cambios internos cuando se dominan las técnicas de la meditación taoísta son muy dramáticos. Se presenta una mayor sensación de claridad tanto emocional como psicológica. Los caminos del chi se desbloquean y la energía interna del cuerpo comienza a viajar más fácilmente y con mayor poder a través de nuestro cuerpo, las enfermedades antiguas y los problemas antiguos comienzan a hacer mucho más ligeros e incluso desaparecen totalmente.

Preparación del cuerpo para la meditación: postura básica.

La mayoría de las personas en el occidente tiene una dificultad para permanecer sentados. Empiezan a hacer ruidos, mover sus dedos, realizar movimientos y distraerse en cualquier cosa mientras están en una postura. Estas personas sufren mucho para llegar a concentrarse por lo tanto puede ser imposible que logren mantenerse quietos si siguen con esta conducta.

El primer requisito para lograr llegar a los niveles más profundos de la meditación es la quietud, las técnicas de la meditación taoista requieren que una persona se siente con la médula espinal erecta por lo menos durante 20 minutos.

La meditación taoísta es muy difícil para muchos principiantes, lo mejor que se puede hacer en este caso es empezar con 5 minutos o menos. Luego de lograr la disciplina diaria de meditar durante 5 minutos se puede incrementar gradualmente hasta quedarse sentado durante 20 ó 35 minutos. Esa cantidad de tiempo es suficiente para las personas que practican meditación taoísta.

Si por ejemplo tienes el objetivo de curarte de una enfermedad entonces puedes practicar esta meditación durante más tiempo, pero se ven los efectos en periodos cortos de tiempo para la mayoría de las personas.

Muchos meditadores taoistas generalmente no aconsejan largas horas ininterrumpidas de practicar la meditación sentado. Sentarse por mucho tiempo puede provocar que la energía interna se estanque y que los órganos pueden dañarse. Una vez un profesor de meditacion taoista los dijo a sus alumnos que sentarse durante muchas horas sin interrupción puede provocar incluso que se caigan sus dientes.

Una persona puede sentarse en el piso con sus piernas cruzadas si puede lograrlo, pueden practicar la flor de loto media o completa. También se pueden sentar en el borde de la silla con los pies pisando el suelo.

La respiración.

Después de dominar la posición de la técnica de meditacion taoista, sentado sin moverse y con la espina erecta, el siguiente paso es dominar la tecnica taoista de la respiración.

La respiración es algo que la mayoría de las personas puede realizar muy bien, pero muchas personas respiran de forma incorrecta. Algunas personas respiran en la mayoría de las veces a través de la parte superior del cuerpo que es el pecho y lo están utilizando el potencial real de los pulmones para llegar a estar totalmente llenos.

Existe un músculo grande justo arriba de nuestra cavidad abdominal que se llama el diafragma, que tiene la forma de una cúpula y puede afectar al esófago, la aorta y el nervio vago.

Cuando respiramos correctamente la meditacion taoista ( desde el estómago llenando los pulmones de abajo hacia arriba) también hacemos que el músculo del diafragma trabaje, masajeando nuestros órganos digestivos y promoviendo que el flujo de sangre y linfa en la región.

Además respirando lenta y profundamente, se puede llegar más fácilmente a tener una sensación de paz. Simplemente por realizar una respiración correcta se puede obtener paz y una sensación de tranquilidad promoviendo una mejor digestión y una mejor respiración.

Preparación de la energía del cuerpo.

Energia vital

El chi energia taoista

Alguna vez has visto las estatuas de buda sentado y meditando? notaste esa pequeña sonrisa en su rostro? dudando está sentado como si fuera un tronco.

Para realizar la meditación tenemos que sentarnos con un espíritu de alegría y sinceridad, una de las cosas que se debe recordar siempre tener una sonrisa tibia mientras se hace esta práctica. Podemos nombrar la sonrisa tibia o media sonrisa o una sonrisa cómoda.

La energía del cuerpo viaja a través de caminos específicos. Dos de los principales caminos se denominan du mai y ren mai.

  • El camino du mai atraviesa la parte posterior del cuerpo.
  • El camino ren mai atraviesa la parte frontal del cuerpo.

La parte en que estos dos caminos se conectan es en el paladar superior y en el paladar inferior en la boca. En la meditación taoísta se busca conectar estos dos caminos colocando la lengua ligeramente en el paladar superior. Esto conecta los dos caminos como si fuera un circuito eléctrico promoviendo que la energía del cuerpo circule de forma eficiente.

Ejemplo de meditación taoísta.

Muchas personas se encuentran que cerrar los ojos ayuda a eliminar las distracciones del medio ambiente. El peligro en esta técnica es que uno cuando cierra los ojos se siente tentado por el sueño.

La meditación taoista no trata de llegar al transe o de dormirse, el lugar de eso es una forma de interacción dinámica entre nuestro yo interior y nuestro yo exterior.

Se recomienda mantener los ojos semiabiertos.

Instrucciones

Siéntate de una posición cómoda en un cojín de meditación o en una silla, también puedes echarte cómodamente en el piso o en una cama.

Relaja completamente desde la punta de tu cabeza hasta los dedos de tus pies.

Olvídate que estar platicando la meditación taoista.

Siente cada parte de tu cuerpo relajado mientras llevas tu atención lentamente desde tu cabeza hasta la punta de tus pies, pasando por tu rostro, cuello, hombros, pecho, brazos, manos, dedos, abdomen, cadera, cintura, muslos, piernas y, pies.

Respira suavemente pero de forma profunda a través de tu nariz, la punta de tu nariz debe descansar en el paladar superior de tu boca. Mientras inspiras, imagina que estás haciendo que ingrese una luz curativa del chi. Permite que esta luz curativa penetre todo tu cuerpo, avanzando tan profundo como puedas llegar mental y físicamente, haz que esta energía llene los lugares más oscuros de tu cuerpo y tu mente.

Cuando expires permite que el dolor y la enfermedad junto con el estrés se alejen de tu cuerpo, como el humo se aleja del incendio.

Con tu ojo interior, el ojo de la mente, observa como el humo se aleja y se desvanece en el aire.

Mantén la meditación taoista con la concentración en la respiración de forma lenta y profunda. Mantén tu cuerpo lleno de luz curativa y relajante y permite que toda la enfermedad, el dolor, el sufrimiento y el estrés se alejen de ti.

Realiza esto durante 20 minutos o más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *