Como hacer que Dios me escuche: Método efectivo

Cuando se habla de oración o de religión siempre hay que pensar que todas las personas nos están mintiendo, por una simple razón: nadie puede probar que se pueda comunicar con dios, simplemente porque todos piensan que dios es un ser sobrenatural que está en el cielo observando nos y sabe que pecamos y cuando pecamos y como pecamos.

Para la religión católica y para muchos cristianos dios es una entidad sobrenatural con forma de hombre humano con barba prominente y poderes sobrenaturales que es un morboso que siempre está viéndonos desde el cielo, por lo tanto si queremos hacer el que dios nos escuche entonces deberíamos competir con todas las personas que están pegando en este momento.

Lo cierto es que los católicos y los cristianos y las demás sectas que han salido de esta religión abrahámica son simplemente ilusos, y no es para que se pongan susceptibles con las cosas que voy a decir, porque yo también puedo ser un gran mentiroso ya que sin pruebas no puedo hablar.

Desde mi punto de vista dios no puede escucharte porque dios no es un ser humano o algo que exista, si ni siquiera tus padres o tus hijos te hacen caso cuando les dices algo frente a frente, cómo puedes creer que una entidad divina pueda escucharte, lo que sucede es que para que una persona te haga caso ella tiene que beneficiarse también o de otra forma tú estarías obligándola a realizar lo que quieres para ti.

Hacer que dios te escuche sólo significa que quieres que te cumplan algún deseo o te quiten algún malestar de tu cuerpo, pero esto no te ayudará en nada simplemente porque dios no es ese ser sobrenatural con forma humana y barba blanca que está en una nube tirando rayos llevándose a los seres queridos o simplemente observando te de forma pervertida y moviendo la cabeza diciendo que estás haciendo las cosas mal.

Quién es dios y porque no te escuche.

La verdadera pregunta sería que es dios, y no quién es dios. Porque dios no es un ser humano. Si tenemos al gran referente que conoce a dios tenemos que hablar de jesús de nazaret, jesucristo el judío que dio la vuelta al mundo y perduró por los siglos de los siglos.

Jesús nunca se llamaba a sí mismo hijo de dios, pero a nosotros nos llamaba hijos de dios. Por lo tanto jesús es un ser que es como nuestro hermano mayor porque todos somos hijos de dios y solamente los cristianos católicos y demás sectas lo nombraron como único hijo de dios para adorar y venerarlo. Lo cierto es que jesús cuando estuvo en la tierra tuvo tanta humildad que jamás quiso que nadie le adore y siempre atribuyó sus poderes sobrenaturales al espíritu santo o a su padre dios.

Pero jesús de nazaret era tan inteligente que siempre hablaba en parábolas, anteriormente ya te dije que si hablas con tus padres o con tus hijos si son muy temperamentales nunca te harán caso y buscarán siempre una forma de hacer las cosas a su manera. Por lo tanto jesús de nazaret siempre hablaba en parábolas, no hablaba directamente con las personas pero les mandaba un mensaje a través de una metáfora o una analogía en una hermosa historia. Porque cuando cuentas historias las personas escuchan aunque no quieran escuchar y se les graba el mensaje a las que pueden entender.

Por lo tanto cuando jesús decía que dios era nuestro padre estaba hablando en una parábola, la parábola de dios, de esta forma dios no es una persona ni tampoco un ser humano ni tampoco un animal o un ser pensante, sino simplemente dios es materia pensante, es la materia que está alrededor de todos nosotros y en todos nosotros y el reino de dios es un estado del ser.

También deberías leer:  Invocacion al espiritu santo oracion: Imperdible

Muchas veces dios se refirió al reino de los cielos de formas tan difíciles de entender y a veces contradictorias que nos hacían pensar que el reino de los cielos estaba en las nubes, sin embargo es otra parábola. Dios y el reino de los cielos son un gran misterio del cual jesucristo hablaba bastante.

Pero si hacemos un poco de ingeniería inversa podemos descubrir a qué se refería jesús cuando hablaba de dios y el reino de los cielos.

Decodificando el mensaje de jesucristo.

Jesucristo siempre hablaba de ser bueno con el prójimo, y todo su mensaje se resume en él mandamiento universal de amar a dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.

Y esto simplemente se resume en amarse a uno mismo de una manera divina y ahí se encontrará a dios y descubrirás que el próximo simplemente es dios en una envoltura humana.

Por lo tanto jesucristo siempre hablaba de despojarse de la avaricia y no así del dinero, siempre hablaba de ser solidario y de darlo todo por el prójimo, en varias de sus parábolas hablaba del reino de los cielos cómo lo más valioso que puede haber, por lo tanto se refiere a un estado de mental, físico y espiritual que conlleva a la paz y esto sólo se consigue eliminando todos los defectos que tenemos como seres humanos: por ejemplo la mentira, la pereza, el odio, la lujuria, el resentimiento y la avaricia entre otros. Esto quiere decir que debemos purificar nuestros pensamientos para poder entrar al reino de los cielos.

Jesús se refería a los pobres cómo los preferidos por dios, pero no se refería a los pobres de dinero sino a los pobres de pensamiento, aquellas personas que no tienen tantos bienes como los demás y que siempre están libres y felices porque no tienen que preocuparse de que nadie les quites sus preciosos vienes, la pobreza para jesús también es una parábola qué se refiere a la pobreza de pensamiento, es decir estar sin preocupaciones y viviendo el momento presente con alegría como todos los niños lo hacen cuando juegan entre ellos.

Por eso decía que los niños siempre entrarán al reino de los cielos.

Así que dios no te va a escuchar porque no es un ser humano poderoso que vive en las nubes, dios no entiende las palabras del ser humano, porque más allá del reino de los cielos nos encontramos con la esencia misma de dios, que sin lugar a dudas llega a ser el próximo y sin lugar a dudas también llegas a ser tú.

Otra parte de la biblia dice que dios es amor, y esto es tan cierto que el mensaje de la biblia sólo se resume en el amor.

El amor como la vibración última que nos permite sobrellevar todo lo que nos sucede en esta vida, el amor puro es lo que nos ayuda a vivir y a lograr todo lo que queremos porque en el amor todo puede progresar incluso el egoísmo.

Cuando uno es egoísta no quiere decir que haga daño a los demás, si el egoísmo está bajo el mandamiento divino de jesús simplemente es una muestra de amor por ti mismo. Muchos creen que ser egoísta es dejar de compartir y dejar de ser solidario, pero esto es una tontería, personas tontas y egoístas no comparten sus cosas y en el futuro tienen una vida infeliz, mientras qué las personas egoístas inteligentes que siguen el mandamiento divino de jesús saben que compartir las cosas les ayuda a tener más amistades para lograr sus objetivos en el futuro, además el hecho de ser solidario hace que se produzcan ciertas hormonas en el cerebro como la serotonina y las endorfinas que ayudan a sentir un pedacito del reino de los cielos en la tierra, somos seres humanos qué debemos vivir en sociedad para poder tener una vida plena, así que el egoísta inteligente es aquella persona que piensa en su vida en primer lugar y en los beneficios que tendrá si es que se lleva bien con todas las demás personas y crea un ambiente de colaboración mutua.

También deberías leer:  Simbolos del Espiritu Santo: Las representaciones secretas

Por lo tanto para comunicarte con dios no debes rezar sin cesar pidiéndole cosas o pidiéndole ser una persona mejor a vivir en otro país, dios no te va a escuchar, la gente y las personas que están a tu alrededor y te quieren si te querrán ayudar y como te dije dios está en ellas y ellas están en dios, al igual que tú. Porque todos somos parte de dios y tenemos la presencia divina en nuestros corazones, y esto lo sabemos porque en la biblia también dice que nos dieron el espíritu santo.

Cómo lograr que dios me escuche.

En primer lugar deja de escuchar al papá y a los sacerdotes porque ellos simplemente han vivido una vida incompleta, que los sacerdotes escuchen a los sacerdotes, que los estudiantes del seminario escuchen al papa. Pero tú debes escuchar a un ser humano completo que tenga una familia ejemplar y que sea un gran aporte para la humanidad con su trabajo. Busca esos ejemplos en todas partes primero en tu ciudad y luego en el mundo.

Debes escuchar a esas personas y leer sus libros y aún así debe ser escéptico antes de poner en marcha sus consejos, porque debes fijarte en sus vidas y no en lo que dicen.

Muchas personas se creen católicas con asistir a la misa todos los domingos pero esto simplemente es una formalidad.

El verdadero católico debe estar cantando canciones de alabanza a jesús que le produzcan mucha alegría y eviten que piense tonterías y se deje de preocuparse de las cosas materiales que tanto agobian su vida, el verdadero católico debe bailar hasta que se agote su autoestima, y el verdadero católico debe estar siempre rezando en sus momentos de paz.

Para controlar nuestros pensamientos debemos llenar nuestras vidas de cosas que nos alegren, debemos tener proyectos de vida que nos fundamenten nuestra existencia y que nos llenen de entusiasmo, debemos tener distracciones sanas que ayuden a desarrollar nuestro cuerpo especialmente nuestros músculos y además debemos alimentar nos con comida saludable y muchas verduras y frutas frescas, dejando a un lado la tentación de la comida basura.

Dios no escucha las palabras

Dios no escucha las palabras, simplemente nosotros escuchamos lo que estamos diciendo cuando oramos, y como somos parte de dios y podemos hacer que toda la fuerza que emana de todas las personas y seres de este universo entonces concentrando nos podemos hacer que nuestras vibraciones se repartan alrededor del mundo y logremos obtener algo que deseamos con todo el corazón.

Por lo tanto para rezar no debemos pedir cosas porque estamos pasando la vibración de la falta y la escasez, al rezar debemos hacer vibrar nuestros corazones como si ya tuviéramos lo que queremos o nos convertiremos en quienes queremos llegar a ser, debemos imaginarnos con nuestro deseo ya cumplido y de esta forma haremos que las vibraciones de amor se reproduzcan a través de los corazones de todos nuestros seres queridos y los humanos que están a nuestro alrededor que son nuestros projimos y por lo tanto son parte de dios.

También deberías leer:  Oracion de sanacion fisica

Es así cómo funciona la oración y no son las palabras, las que producen las vibraciones de amor sino las imágenes que ponemos en nuestra mente qué nos ayudan a concentrarnos en lo que realmente queremos y a través de ello podemos tener sensaciones y sentimientos que son los que sí se pueden plasmar en la mente de dios.

Porque dios es materia pensada por la mente, por lo tanto nuestro trabajo es enfocarnos en lo que queremos lograr y así dios nos va a escuchar, esto quiere decir que tendremos una respuesta de esta materia sin forma que es una materia pensante y que está en todo y habita en todo.

La esencia de dios es el pensamiento, y cuando el pensamiento se piensa la materia se forma. Y tenemos que dar todo de nosotros para lograr lo que queremos mejorar, obtener o correjir.

Esto quiere decir que en nuestro tiempo libre debemos pensar en dios impregnado la materia pensante con nuestros deseos y no así con la sensación de escasez.

Mientras que cuando estemos trabajando debemos concentrarnos en el trabajo y realizar una sola cosa a la vez, no debemos dispersar nuestra energía en distintas actividades que nos distraiga, si por ejemplo queremos que dios nos ayude a conseguir $20000 este año, debemos enfocarnos en las tareas que nos ayudarán a lograr eso y no así en las distracciones como facebook y whatsapp qué no nos ayudarán en nada, por lo tanto para trabajar debemos desactivar nuestras redes sociales.

Nuestra mayor ofrenda dios es servir al prójimo con calidad y calidez, y esto nos ayuda a obtener dinero y también el favor de nuestros prójimos así que debemos encontrar, nuestras virtudes y en qué podemos ayudar a este mundo dejando nuestra huella lo más profundo que se pueda.

De esta forma podremos obtener lo que queremos y dios nos estará escuchando hasta lograr lo que realmente nuestros corazones desean.

Como hacer que dios me escuche

Muchas personas también piden por su salud, y la materia sin forma puede obrar milagros siempre y cuando se tenga una fe absoluta, si una persona tiene una enfermedad y quiere curarse debe realizar estas acciones de imaginarse con una salud perfecta y entonces los médicos llegarán a su vida, las medicinas correctas llegarán a su casa, la alimentación correcta y los hábitos saludables que debe tener le serán otorgados, pero para ello debe poner de su parte y no dudar nunca de que va mejorar su estado de salud, porque muchas veces las personas se apegan tanto a su enfermedad que son los causantes porque tienen hábitos mentales y físicos muy dañinos para ellos.

Por ejemplo una persona que piensa todo el tiempo que se va a morir está llenando de estrés todo su organismo y el estrés se traduce en la segregación de hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol.

La persona que piensa que va a tener osteoporosis, generalmente deja de hacer ejercicio y alimentarse correctamente.

Somos seres tan tontos que no sabemos a dónde acudir cuando tenemos estos problemas y creemos que todo se va a solucionar si lo dejamos para más tarde, realmente hay enfermedades trágicas que se llevan la vida de personas nobles, por lo tanto debes practicar desde ahora tener hábitos saludables tanto físicos como mentales para evitar los trastornos y las enfermedades de alto riesgo que necesitan de muchísimo trabajo mental y físico y de la ayuda del prójimo para poder curarse, pero en esta vida nada es imposible y debes seguir el camino de tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *